Blogia
Nos sumamos al festejo por el triunfo de Jean Notre Ami Van de Velde en el Madeira Open

El Movimiento Anarquista en la Argentina

El Movimiento Anarquista en la Argentina Picado por el bicho de saber que pasó y como fue el tema de las huelgas y el poder de difusión que tiene el movimiento libertario, comparto con vosotros un extracto del siguiente documento.

"Dos preguntas han preocupado permanentemente a los estudiosos del movimiento obrero argentino: ¿por qué el éxito del anarquismo en Argentina? y; como contraposición: ¿por qué su decadencia después de tres décadas y su rápida desaparición a partir de 1930 y su casi total absorción por el peronismo -desde 1943-?; es decir, ¿cómo explicar al cambio de movimiento antiautoritario descentralizado en movimiento autoritario verticalizado?

Sin ninguna duda dos figuras del anarquismo italiano: Errico Malatesta y Pietro Gori tuvieron una influencia definitiva en la formación y consolidación del anarquismo organizado argentino. Sin la larga estancia de Errico Malatesta (1885-1889) y de Pietro Gori (1898-1902) es muy posible que el movimiento no hubiera crecido tan aceleradamente ni se hubiera cohesionado, cayendo en nuevas divisiones y en discusiones destructivas, características constantes en el movimiento socialista libertario mundial.

Con Malatesta llega a la Argentina un gran propagandista y un hombre de talento organizativo. La importancia de su accionar quedó marcada por tres características esenciales: su internacionalismo (por ejemplo, su contacto con anarquistas españoles y criollos a su arribo a Buenos Aires es inmediato) ; su predisposición a ver en los obreros y sus organizaciones el mejor medio para predicar su ideología, y su tendencia organizativa y combativa. Son precisamente estas tres características las que sirven para delinear el rumbo del anarquismo argentino, que fue importante sólo en cuanto a su arraigo en el movimiento obrero. [2]

Entiéndase bien: la importancia de Malatesta y Gori radica en que precisamente estos dos pertenecían ala tendencia organizacionista y no a la del individualismo anarquista. [6] Si esta última corriente hubiera tenido la ayuda de personalidades como la de esos dos viajeros, es posible que el socialismo libertario no hubiera alcanzado tanto arraigo en el movimiento obrero. Esto en cuanto a organización; pero hubo otra característica que sirvió de catapulta a la ideología anarquista dentro del movimiento obrero: fue el éxito de la primera huelga de los panaderos, en enero de 1888.
Los fundadores del sindicato de los obreros panaderos fueron Ettore Mattei y Francesco Momo, [7] dos italianos de Livorno (Novara), y quien redactó el estatuto y programa de la organización fue Errico Malatesta. El papel de éste y de Mattei fue fundamental porque en vez de hacer una sociedad mutualista lucharon para que fuera una auténtica sociedad de resistencia, la que además llevaba el calificativo de «cosmopolita».

Un lugar común de nuestros políticos demagogos es repetir todos los años en el Día del Inmigrante que esos extranjeros vinieron a ..hacer patria con el martillo y con el arado». Se olvida siempre a los que nos trajeron ideales de redención y nos enseñaron a pronunciar por primera vez la palabra solidaridad, tan valiosa como el vocablo libertad, del que habla nuestro himno nacional y que, en la Argentina actual, no es nada más que una
dolorosa ironía."

Berlín, septiembre de 1982

El presente material se extrajo del sitio en cuestión.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Marcelo -

Kikillo,

Sería bueno que este artículo, plomazo por su extensión desmesurada, pase por tu "pluma-filtro" para transformarse en algo breve, ameno, y no por esto menos interesante.

Marcelo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres