Blogia
Nos sumamos al festejo por el triunfo de Jean Notre Ami Van de Velde en el Madeira Open

99° Abierto de la República

99° Abierto de la República José "Torito" Cóceres le puso el Cascabel al Gato Romero
El chaqueño cerró el año llevándose el 99° Abierto dela República en el primer hoyo de desempate

La cancha del Buenos Aires Golf Club fue testigo de otra edición del Abierto de la República. A meses de ser inaugurada allá por 1994 recibió este mismo torneo, donde triunfara el norteamericano Mark O`Meara.
En esta ocasión el trazado eligió 9 hoyos de la cancha verde y los 9 finales de la amarilla. Pero el par fue 70, ya que dos pares 5 se transformaon en par 4 para los profesionales.

En la jornada final, el Gato Romero arrancó con un golpe de ventaja sobre José Cóceres, pero rápidamente dilapidó su ventaja para anotar 40 golpes de ida.
{Parecía rememorar la final del SAP Open en Alemania allá por el 2001, cuando liderando por un golpe tuvo una vuelta final para el olvido: aquel día que Tiger hizo águila embocando de aire con el hierro 7 en el hoyo 13, jugando junto al Gatito. Golpe que PSN hiciera famoso al grabarlo como spot publicitario}.
O de otras ocasiones donde el peso de la punta se hace una carga difícil de llevar, sobretodo en la jornada final.
El "Torito" Cóceres fiel a su estilo, trazaba su estrategia, logrando pares y mas pares. El iba enchufado y no se asustaba con las amenazas de los chilenos Mark Tullo, ni de Felipe Aguilera quienes se acercaban peligrosamente. De allí el mote, el tipo pone la cabeza hacia abajo y arremete contra lo que venga ...
José bien sabía que el ppal.desafío era un Gato vuelto a la normalidad. Y esto sucedió a partir del hoyo 15, donde el cordobés demostró por que es un "mostro". Hizo verdolaga en todos estos hoyos para forzar un hoyo adicional de desempate.

Cóceres tranquilo pasaba por su marote, la película del Worldcom Classic del 2001, cuando le ganara en el 5to hoyo de desempate el torneo a Billy Mayfair. El Gato renacía como el ave fénix, y esto mitigaba (en parte) el calor de los casi 4.000 espectadores que se dieron cita el domingo en el club de Bella Vista.

El desempate (que sería el hoyo 18 tantas veces como fuese nesario), fue un trámite sencillo y natural para el Torito, este puso con su segundo tiro la bola a unos dos metros de la bandera del hoyo 18, en tanto que el Gato se dejaba un putt de unos 5 metros. Y aquí Cóceres no perdonó por el medio del hoyo cerró la 99° Edición del Abierto de la República auspiciado por Visa.

Bien por los chilenos, quienes tienen un buen ritmo de competición, pese a no poseer swings vistosos, ni armoniosos.
El calor del día final, que no se notó en las jornadas previas, complicó las cosas. De hecho con el correr de la última vuelta, los swings dejaban de ser tan rítmicos o plásticos. El calor hacía de las suyas. Y había pocos surtidores de agua como para mitigar la sed de quienes tuvimos que caminar la majestuosa cancha.

Me voy con el recuerdo del segundo tiro del Gato en el hoyo 17.
El stance no lo ayudaba, el green se entreveía y debía sacar la pelota baja, ya que un pino se interponía en el trayeco. No se como lo hizo, pero dejó la pelota prácticamente dada.
Por estas cosas, José Torito Cóceres, sabía que este era el verdadero y temible rival.
¡Un final a pleno pa´cerrar el 2004!

Peregrinamente, KV2V - Kikillo Van de Velde
Cronista Aguatero
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Marcelo -

Kikillo querido,

Doy fe de tu sacrificio en las canchas de todo el mundo. El domingo, cuando nos encontramos en el green del 18 del Bs As, mientras yo acababa de salir del fresco clima de la carpa de Visa donde seguía las alternativas del evento por la pantalla gigante allí instaladas y bebiendo tragos refrescantes, vos estabas todo chivado, haciéndote lugar presurosamente entre el numeroso público, grabador en una mano y anotador en la otra, tratando de capturar algún comentario del Torito.
Esta situación contrastante me hizo acordar una similar en el 2000 cuando, mientras vos seguías firmemente los pasos de Jean bajo un calor abrasados, yo me desparramaba en los sillones de la carpa de YPF, vaso en una mano y canapé en la otra.
Cada cosa...!!!!

Un abrazo,
Marcelo

Pearl Harbor -

Algo que decir de la pareja argentina ganadora de la Copa Tailhade?
Fuerte abrazo,

Leo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres