Blogia
Nos sumamos al festejo por el triunfo de Jean Notre Ami Van de Velde en el Madeira Open

La Actitud Golfera

La Actitud Golfera En los tiempos que corren, de los torneos solemos retener los nombres de los ganadores.
Sin embargo detrás de cada evento (mas aún dentro de cada cancha), se juegan infinidad de partidos.
Esto es algo que pocas veces suele percibirse. Los tiempos televisivos no permiten detenerse demasiado en eventos aparentemente insignificantes, pero el observador avezado es capaz de detectarlos. Son pequeños momentos mágicos, donde uno observa en la actitud de determinado jugador una concentración y simbiosis entre cuerpo y swing que lo hacen uno solo.

Vayamos a algunos ejemplos para aclarar la situación. Gotemba - Japón 2001, día final, varios equipos en pugna por la copa del Mundo 2001:
Hoyo 18, un par 5. EE.UU. debe hacer águila para ir al desempate junto a Sudáfrica, Nueva Zelanda y Dinamarca. Los integrantes del equipo norteamericano: Tiger Woods y David Duval, defensores del trofeo conquistado en el Buenos Aires Golf Club.
Woods tiene un approach imposible: la pelota a la derecha del green, una loma y poco green, ya que el hoyo está sobre la margen derecha.
Sin embargo, al ver parado a Woods, antes de ejecutar el tiro, se presentía que lograría lo imposible: embocar ese tiro. Y así fue...
Así y todo no lograron retener el título, ya que perdieron durante el desempate.

Otro, el Mercedes Benz Championship ? Hawai 2002. Sergio García hace el birdie de rigor para forzar a un playoff con David Toms. Este viene de hacer 4 birdies en los últimos 6 hoyos.
En el tee del primer hoyo de desempate (el bendito 18), se ve un García agrandado frente a un Toms apesadumbrado. Resultado: El Niño repetiría el mismo birdie que hiciera momentos atrás para quedarse con el título.

Son momentos donde sale a relucir el ángel que uno tiene. Ese saber explotar el swing y entrar en sintonía con uno mismo.
En esto me gustan y mucho swings y actitudes de jugadores como Retief Goosen, Ernie Els y Vigía Singh.
Todos ellos han pasado por una búsqueda constante en el perfeccionamiento de sus estilos y en la cancha de golf parecen estar en otra sintonía, justamente esa de encontrar la unión perfecta entre Mente, Cuerpo y Swing.
Duval y Bernard Langher son otros exponentes de esta conexión. En realidad esto forma parte de una disciplina que se viene fomentando dentro del golf competitivo y ha crecido bastante a lo largo de estos últimos 20 años.
En nuestro país el primero que tomó alguna decisión al respecto fue Roberto De Vicenzo, este vió que era muy difícil competir y enseñar. Por tal motivo, Roberto se dedicó de lleno a la competencia. Vicente Fernández fue de los impulsores de la gimnasia como una rutina golfera, y hoy se agregó hasta la práctica del yoga y otras disciplinas impensadas tiempo atrás como condimentos necesarios para lograr mejorar respiración, concentración y rendimiento.

Lamentablemente esto resulta difícil de percibir dentro de los drivings ranges de las grandes ciudades. Allí se arman (como pueden) jugadores de jaula, con swings que buscan fuerza y potencia, queriendo emular a John Daly, aunque torpemente.

Pero la esencia del deporte y del estilo del swing y del golf están en otro lugar. Afortunadamente.

Mentalmente, KV2V ? Kikillo Van de Velde
Cronista Oriental
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Kikillo -

Vtro. comentario es demasiado auspicioso. Y celebro conserves en tu retina digital ciertas anécdotas jugosas.
En mi marote aún resuena el putt que embocaras en el hoyo 18 jugando contra la dupla Pando - García Molina. Un momento de sincronicidad, o peor aún como disfruté ntro.triunfo frente a un ser tan ávido de ganar como el sujeto mencionado en primer término. Un verdadero perro de presa, que pegaba tacos hediondos, pero sacaba approach y putt desde las 165 yardas!!!
O mencionar tu Ernie-swing que sirvió de inspiración para que el legendario Tony Brown hiciera Hole in One en el lagunero Hoyo 17 del Bendito Lomas Athletic Club.
Otro momento grandioso para el golf fue el hoyo 18 de Turnberry donde dos mostros dos llegaban al hoyo 72 con diferencia de un golpe en favor de Watson. Nicklaus saca un birdie con un putt de 17 metros, pero Watson responde con talento llevandose el Claret Judg. Pasaron 28 años, y recuerdo como si fuese ayer [ayer nomás], la fervorosa asistencia al microcine del ACA pa´ver la memorable filmación en diferido. Cada cosa!!!!!

Marcelo -

Excelente artículo, Kikillo. Completo tus comentarios mencionando a un jugador que, por lógica modestia, obviamente no incluirás en tus agudas observaciones: Kikillo Van de Velde. Paradigma del jugador naturalmente dotado y concentrado en la cancha solamente en un par de ideas: ganar siempre y jugarse en cada tiro.
Demostración de esto son las inolvidables jornadas golferas en Larena, con Gustavito de testigo, donde en la salida del 9 indefectiblemente te jugabas con el drive por sobre el amenazante fuera de límites para dejarla en el antegreen. Si no salía, no importaba. Sí importaba tu actitud (y el espectáculo). Y siempre que embocabas un putt clave, salía de tus entrañas el grito "¡mierda!", descargando la tensión acumulada. O aquella vez en CUBA-Fátima, cuando llegaste al green con la salida, sobrevolando el agua, en el par 4 del, creo, hoyo 13. En fin, tu actitud en el golf no se diferencia de tu actitud diaria: pelearla al máximo, jugarse en todo momento y siempre ir para adelante. Si algún resultado no es el esperado (hoyo 18 de Van de Velde), no importa, mientras te mantengas fiel a tu estilo.

Saluti,
Marcelo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres