Blogia
Nos sumamos al festejo por el triunfo de Jean Notre Ami Van de Velde en el Madeira Open

Palo y a la Bolsa Hawaiano

Palo y a la Bolsa Hawaiano (Honolulu, Especial) Nos desplazamos desde la Isla de Maui hasta la de Oahu, para venir a Honolulu, capital de Hawai, y cubrir el Sony Open 2005.
La cancha del Waialae Country Club fue inaugurada en 1927, y reformada en 1999. A los efectos del campeonato que se disputa desde 1965 (antes Hawaian Open, devenido en Sony), hubo dos hoyos que dejaron de ser par 5. De este modo, el par de Waialae es 70.

Digamos que por todos lados hay pasto Bermuda, esto sumado al marco del Océano Pacífico, que es parte de la cancha, le da un marco inolvidable. Además Hawai es el comienzo del año para el PGA, y marca algo así como la Pole Position de los jugadores para el resto del año.
Recordemos que en el 2003, Ernie se llevó el Mercedes y el Sony, y en el 2004 el Sony.
En fin, uno puede vislumbrar como vienen los popes desde este archipiélago volcánico de la Polinesia.

Como sucedió en el 2004, la figura excluyente de este torneo no fue un profesional, sino una dama de tan sólo 15 años, y oriunda de estas tierras. Nos referimos a Michelle Wei.
El año pasado, Michelle estuvo a tan solo un golpe de lograr la clasificación. Esta vuelta su score no reflejó el buen juego que maduró en tan corto tiempo, bajo la tutela de David Leadbetter.
Así y todo, Wei se dio el gusto de jugar la ronda de práctica junto a dos mostros, tales como uno de sus ídolos Ernie Els, y otro gran jugador que es Justin Rose. La hawaiana demostró tener una gran potencia en sus drives, pero no brilló sobre el green. Y bien sabemos que esto “desluce al mas pintau”.

El primer día hubo mucho viento, pero de allí en mas, el clima fue ideal para el golf.
El corte para los 36 hoyos fue +3, y quedaron fuera Carlitos Franco (quien arrancara con un buen 68), Paul Casey, Ian Poulter, Bernard Langher, Frank Licklitter II, Aarón Baddeley, Thomas Levet y Fred Funk, además de la dama Wei.

Al finalizar la tercera ronda, Shigeki Maruyama era el líder con 10 bajo par, seguido a uno por Brett Quigley. Cerca estaban Robert Gamez, Charles Howell III, Paul Azinger y el temible Vijay.
Azinger parecía querer volver al triunfo como lo hiciera aquí en el 2000. “Maru” recordaba la hazaña de Isao Aoki, llevada a cabo aquí 22 años atrás, cuando embocando con un pitching wedge en el hoyo 72 se convertía en el primer japonés ganador en el PGA Tour.

Sin embargo la jornada final, hizo que aparecieran los nervios. Quigley subía 3 golpes en los primeros 4 hoyos, Azinger se desdibujaba, y Shigeki no tenía el touch necesario. Cada golpe se reflejaba con un gesto adusto en su rostro, y reflejando tensión. No era el jugador del sábado, que lograra hasta un hoyo en uno, en el par 3 del hoyo 4.

Los que venían entonados eran otros: Ernie Els, demostraba una vez mas su oficio, al cerrar una tarjeta de 62 golpes e igualar el récord del campo, uniéndose a Frank Licklitter II, Steve Allan , John Cook y Charles Howell III. Quedaba como lider en el club house con –10. ¿Cómo lo logró? Utilizando 22 putts en la ronda final, y un juego con mucha cabeza, pese a dos bogeys cometidos.

El fidjiano lo sabía, cuando en el hoyo 12 oyó la ovación y al mirar el tablero, observó el águila del sudafricano para quedar con –10.
Singh masculló para si mismo: “Ese es el score a batir, necesito otro birdie”.
Batalló, y se le escaparon putts factibles en el 16 y 17. Pero en el par 5 del 18 (551 yds), pegó un drive fenomenal, pese al viento cruzado, dejando la pelota a 210 yds. Luego con su madera 5 dejaría la bola en la puerta del green, y con un approach y putt hizo verdolaga y 65 golpes: clinck, caja: U$S 864.000.-

En la cancha quedaban dos jugadores que matemáticamente podrían darle alcance. Así que Vijay cruzó dos palabras con un comentarista deportivo, y fuese derechito a la zona de práctica frente a un potencial empate. Cosa que nunca se dio, ya que Maru y Quigley, parecían contagiarse entre tiros erráticos y nervios semiquebrados.

Buen final para Els (-8) ¡excelente!, Charles Howell III (-3), Stewart Cink (-5), Rich Beem (-3) y Craig Stadler (-3). Otros cincuentones del torneo fueron Tom Kite y Peter Jacobsen. Kite jugará varios torneos de la gira regular del PGA Tour, son varios los que no quieren limitarse al Champions Tour.
Son otros que piensan como el Gato Romero, tienen cuerda para rato, y quieren competir por doquier..

Para finiquitar destaco la actitud inteligente de 5 jugadores: Joey Zinder III, Dean Wilson, Michael Long, Hunter Haas y Darron Stiles. Todos ellos eran suplentes. A último momento desistieron cinco jugadores preclasificados, y estos que estaban en Honolulu y al acecho, tuvieron oporunidad de sumar puntos y dinero.

La gira del PGA es exigente y tiene sus reglas: Justin Rose era suplente en el Pro-Am. A las 6:48 fue notificado que debía estar en 12 minutos en el campo de juego, ya que Rod Pampling no se había presentado. Y con eso que? El tema es que si un jugador no concurre a esta suplencia (del Pro-Am), automáticamente pierde su lugar en el torneo!!!!
Rose saltó de la cama, salió con cuatro palitos, una pelota que encontró a mano y rajó. Llegó y luego lo alcanzó su caddie (Dave Clark) con la bolsa y vestimenta mas adecuada.
El golfista profesional es un eterno boy scout: ¡siempre listo!

¡Aloha! – KV2V Cronista desde la Polinesia
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres